Carrer Pons i Subirà, 3 (Barcelona) info@nollegiu.cat
Rodrigo

Fora d'estoc

Recuerdo aún el día en el que navegando y divagando por la librería, entró Álex, el transportista de Transloan que estos días continua trabajando y me entregó una (otra) caja de novedades. Al abrirla empezaron a aparecer algunos libros de Alfaguara. Entre ellos, una novela de un tal Rodrigo Blanco Calderón que llevaba por título THE NIGHT. Abrí la primera página sin preguntarme quien demonios era el tal Blanco Calderón. Y solo la primera página ya me dio el tono de lo que iba a encontrarme. Quedé seducido por la prosa de alguien que contaba una ciudad de la siguiente manera:


1. Apagones

Al principio fue un largo, inesperado, apagón de cinco horas. Caracas parecía un hormiguero destapado. Más allá de las citas canceladas, los cheques sin cobrar, la comida descompuesta y el colapso del metro, Miguel Ardiles recuerda ese día con una ternura casi paternal: la ciudad sintió el estupor de ser cueva y laberinto.

En los meses siguientes, a medida que los apagones se repetían, los habitantes fueron dibujando sus primeros bisontes, marcando con piedras los recodos familiares del recinto. Luego el Gobierno anunció el plan de racionamiento de energía. Los voceros de la oposición no tardaron en recordar la situación de Cuba en los años noventa y cómo el plan de cortes eléctricos que implementaron durante el periodo especial era idéntico al que se iba a aplicar en Venezuela.

El anuncio se hizo a la medianoche del miércoles 13 de enero de 2010.

Dos días después, Miguel Ardiles se encontraba en el Chef Woo con Matías Rye. Como todos los viernes en la noche, después de ver al último paciente, se iba a los chinos de Los Palos Grandes a esperarlo. Matías Rye dictaba talleres de escritura creativa en un instituto de la zona. Estaba por empezar su más ambicioso proyecto, The Night: una novela policial que involucionaría hacia el género gótico. El título lo había tomado prestado de una canción de Morphine y buscaba trasladar los matices de esta banda a su escritura: entrar en el horror como quien poco a poco se adormece y le da la espalda a la vida.

Rye declaraba la muerte del policial clásico.


Después de THE NIGHT, llegó LOS TERNEROS un libro publicado por Páginas de Espuma que contiene relatos ambientados en México, Venezuela – siempre Venezuela- y Francia. El sábado 9 de mayo, el librero y toda la gente que quiera podrá conversar con Rodrigo Blanco Calderón a través de Youtube y Facebook Live. No es necesario inscribirse.

Descripció

Recuerdo aún el día en el que navegando y divagando por la librería, entró Álex, el transportista de Transloan que estos días continua trabajando y me entregó una (otra) caja de novedades. Al abrirla empezaron a aparecer algunos libros de Alfaguara. Entre ellos, una novela de un tal Rodrigo Blanco Calderón que llevaba por título THE NIGHT. Abrí la primera página sin preguntarme quien demonios era el tal Blanco Calderón. Y solo la primera página ya me dio el tono de lo que iba a encontrarme. Quedé seducido por la prosa de alguien que contaba una ciudad de la siguiente manera:


1. Apagones

Al principio fue un largo, inesperado, apagón de cinco horas. Caracas parecía un hormiguero destapado. Más allá de las citas canceladas, los cheques sin cobrar, la comida descompuesta y el colapso del metro, Miguel Ardiles recuerda ese día con una ternura casi paternal: la ciudad sintió el estupor de ser cueva y laberinto.

En los meses siguientes, a medida que los apagones se repetían, los habitantes fueron dibujando sus primeros bisontes, marcando con piedras los recodos familiares del recinto. Luego el Gobierno anunció el plan de racionamiento de energía. Los voceros de la oposición no tardaron en recordar la situación de Cuba en los años noventa y cómo el plan de cortes eléctricos que implementaron durante el periodo especial era idéntico al que se iba a aplicar en Venezuela.

El anuncio se hizo a la medianoche del miércoles 13 de enero de 2010.

Dos días después, Miguel Ardiles se encontraba en el Chef Woo con Matías Rye. Como todos los viernes en la noche, después de ver al último paciente, se iba a los chinos de Los Palos Grandes a esperarlo. Matías Rye dictaba talleres de escritura creativa en un instituto de la zona. Estaba por empezar su más ambicioso proyecto, The Night: una novela policial que involucionaría hacia el género gótico. El título lo había tomado prestado de una canción de Morphine y buscaba trasladar los matices de esta banda a su escritura: entrar en el horror como quien poco a poco se adormece y le da la espalda a la vida.

Rye declaraba la muerte del policial clásico.


Después de THE NIGHT, llegó LOS TERNEROS un libro publicado por Páginas de Espuma que contiene relatos ambientados en México, Venezuela – siempre Venezuela- y Francia. El sábado 9 de mayo, el librero y toda la gente que quiera podrá conversar con Rodrigo Blanco Calderón a través de Youtube y Facebook Live. No es necesario inscribirse.

Aquest lloc web utilitza cookies perquè vostè tingui la millor experiència d'usuari. Si continua navegant està donant el seu consentiment per a l'acceptació de les esmentades cookies i l'acceptació de la nostra política de cookies. ACEPTAR
Aviso de cookies